Una mujer feliz

Una mujer feliz

Mi mama tenía muchos problemas. No dormía y se sentía agotada. Era irritable, gruñona y amargada. Siempre estaba enferma, hasta que un día, de pronto, ella cambió.

La situación estaba igual, pero ella era distinta.
Cierto día, mi papa le dijo:

– Amor, llevo tres meses buscando empleo y no he encontrado nada, voy a tomarme unas cervecitas con los amigos.
Mi mama le contestó:

Pin It on Pinterest

¡Hola! Aquí estoy por si necesitas algo.
Escanea el código